Sesiones fotográficas de Embarazo

Si estás pensando en hacer una sesión de embarazo, querrás inmortalizar esa barrigota y verte guapísima, por lo que aconsejo que no lo dejes para las últimas semanas de embarazo, pues seguramente estés más hinchada, incómoda y cansada, con lo que no estarás tan a gusto durante la sesión y eso se notará en las fotos también. Aunque cada embarazo es un mundo y tú mejor que nadie sabes cómo te encuentras, suele ser recomendable hacer esta sesión en torno a la semana 30, que ya tendrás una barriga bastante visible.

La hora de la realización de la sesión igualmente dependerá de ti y de cómo te suelas sentir a lo largo del día. Son sesiones de 1 o 2 horas, en las que puedes usar unos 2 o 3 cambios de ropa e incluso, si te apetece, hacer algunas fotos en ropa interior o semidesnuda. Son sesiones que se pueden realizar en exteriores o, si sois más tímidas y preferís un recuerdo más íntimo pero igual de especial, en vuestra casa. 

También es decisión tuya si quieres hacerte las fotos sola, con tu pareja, con los hermanos mayores si los hubiera, así como si quieres que la sesión se realice en exteriores o en casa.