Sesiones fotográficas de Newborn Lifestyle

Las sesiones Newborn Lifestyle son sesiones de recién nacido pero, a diferencia de las Sesiones Newborn en estudio en las que se coloca al bebé en posturas estudiadas al milímetro haciendo uso de atrezzo especial, estas sesiones buscan la naturalidad al retratar los primeros días del bebé en casa, esos primeros momentos tan especiales que vive la familia, por lo que se realizan en vuestro hogar, siendo así también una buena opción para las familias que quieren ese recuerdo de su peque pero quieren evitar las molestias de desplazarse a un estudio durante esos primeros días.

Los peques cambian muy rápidamente cuando son tan pequeños, por lo que si queréis guardar un recuerdo de cómo eran es aconsejable que la sesión se realice antes de que el bebé cumpla el primer mes, e incluso antes no sólo para inmortalizar los rasgos que tiene cuando nace, sino porque a medida que van pasando los días va perdiendo el sueño profundo y necesario para conseguir unas fotos entrañables y relajadas, además de la postura fetal y flexibilidad que es esencial para poder posicionar al bebé si queréis añadir el suplemento de posicionamiento a la sesión.

 

La duración de esta sesiones es de aproximadamente 2 horas, aunque puede que tengamos que hacer pausas a mitad para que alimentéis al peque, o para cambiar el pañal, no os preocupéis por ello, es normal y yo estaré el tiempo que queráis y haga falta, siempre respetando el descanso vuestro y del protagonista. En dichas pausas para alimentar al peque, si queréis se pueden hacer también fotos de lactancia.

Es muy importante que reservéis vuestra sesión Newborn LifeStyle con cierta antelación, lo ideal sería que contactarais conmigo en el segundo trimestre de embarazo. Si contactáis después de que nazca el bebé lo más seguro es que ya no os pueda encontrar una fecha libre en la agenda y no os pueda hacer la sesión.

 

Suplemento de posicionamiento

Aunque en este tipo de sesiones busquemos la naturalidad y no sea un tipo de sesión donde nos centremos en posar al bebé, si la familia así lo desea y (sobre todo) si el bebé lo permite, podemos intentar hacer parte de la sesión con algo de atrezzo y posicionado en puff o props como en las fotos de la siguiente galería:

Para este tipo de sesión influyen muchos factores (temperatura de la habitación, ruido, días de edad del bebé, cambio de rutina, alimentación, etc.) Por ello, si hacemos esta parte de la sesión, es importante tener en cuenta que seguramente tardemos más tiempo, no podremos tener prisa, necesitaremos mucha tranquilidad y que la habitación donde vayamos a estar esté muy calentita (lo ideal entre 27º y 30º). Además, el atrezzo necesario estará lavado y desinfectado para la sesión de vuestro bebé y lo necesitaré transportar hasta vuestro domicilio y este tipo de fotos llevan una edición distinta a las del resto de la sesión, mucho más detallada y laboriosa, por lo que este suplemento de la sesión tiene un coste extra a pagar cuando se entreguen las fotos finales (que no se abonará si finalmente no se puede realizar un mínimo de 5 fotos de este tipo).

_MG_6103-como-objeto-inteligente-1.jpg
_MG_5949-como-objeto-inteligente-1.jpg